jueves, 14 de enero de 2010

CARTA CIRCULAR DE MONSEÑOR ISMAEL RUEDA SIERRA, ARZOBISPO DE BUCARAMANGA

A los sacerdotes, Religiosos y Laicos, comunidades Parroquiales, Movimientos y personas de buena voluntad.

Motivo: La tragedia del Pueblo Haitiano.

Queridos hermanos y hermanas:
Hemos conocido todos con tristeza, a través de los medios de comunicación, la tragedia vivida por el pueblo de Haití como consecuencia del terremoto ocurrido allí el pasado 12 de este mes.

A la ya conocida situación económica y social de este pueblo hermano, en América Latina y el Caribe, se suma ahora esta tragedia desatada por la naturaleza, que nos invita a la solidaridad, unidos a tantas acciones emprendidas en este sentido por diversas personas e instituciones.

Por tal motivo, como Iglesia Arquidiocesana de Bucaramanga los invito a contribuir a través de una COLECTA que realizaremos en todas las Parroquias, capillas y oratorios el próximo Domingo 24 de enero, con ocasión de las celebraciones de la Eucaristía, como signo también del compromiso de solidaridad que ella supone.

Esta campaña estará coordinada por la Delegación de Pastoral Social de la Arquidiócesis, a cargo del Padre Miguel Ángel Rey Valdivieso y el monto final será enviado al Secretariado Nacional de Pastoral Social – Caritas internacional para que llegue a su destino.

Las demás contribuciones podrán ser consignadas en el Banco Santander, Cuenta Corriente # 484-01256-2, titular, Arquidiócesis de Bucaramanga, que para el efecto se ha destinado, o entregarlas en las parroquias con la intención señalada.

Invito a todos los creyentes y personas de buena voluntad a ser especialmente generosos en esta ocasión, para ayudar a remediar, de alguna forma, las necesidades de estos hermanos nuestros.

Solicito comedidamente a todos los medios de comunicación, su siempre oportuna cooperación, con sus mensajes y avisos a favor de esta campaña de bien común y solidaridad.

En la oración nos unimos intensamente por quienes han fallecido y por la recuperación integral de quienes han quedado damnificados, junto con sus familias y para que el sentido de amor fraterno se intensifique con esta ayuda oportuna.

Con mi saludo cordial en Jesucristo y especial bendición.

+ ISMAEL RUEDA SIERRA
Arzobispo de Bucaramanga
(Firmado)

Bucaramanga, 13 de enero de 2010