lunes, 7 de julio de 2008

Iglesia en acción de gracias por la liberación de los 15 secuestrados

COMUNICADO
LXXXV ASAMBLEA PLENARIA DEL EPISCOPADO COLOMBIANO
En diversas oportunidades invitamos a nuestras comunidades para que nos uniéramos en oración, por las personas víctimas de las diversas formas de secuestro.

Hoy nuestra exhortación es a que expresemos nuestra acción de gracias a Jesucristo, el Señor de la vida, por estos quince hermanos nuestros que han recuperado su libertad en esta semana, después de un largo tiempo de sufrimiento.

El momento es propicio para expresar nuestra alegría unidos a cada una de las familias que los reciben ahora en sus hogares.

Manifestamos nuestros sentimientos de felicitación al Señor Presidente de la República, a los Señores Comandantes de las Fuerzas Armadas y a los otros Organismos del Estado, que organizaron la operación del rescate sin derramamiento de sangre. Como ellos mismos lo han expresado, es este el resultado de la oración de todos los compatriotas.

Unimos nuestra oración a la del Santo Padre Benedicto XVI y a la de todo nuestro pueblo para que continuemos avanzando por los caminos del perdón, la justicia, la verdad y la solidaridad, hacia la recuperación de la libertad de todas las víctimas del secuestro y el logro de la paz para todos los colombianos.

Hacemos un llamado a los grupos armados para que piensen, con sentido de solidaridad, y auténtico amor a la Patria, en aceptar los caminos de paz que ahora están en sus manos. Continuamos en nuestra disponibilidad de servicio para crear las condiciones que signifiquen avances en la recuperación de la paz integral para todos nuestros compatriotas.

Que Nuestra Señora de Chiquinquirá interceda por todos los habitantes de Colombia.

Bogotá, D.C., 4 de julio de 2008


+ Rubén Salazar Gómez
Arzobispo de Barranquilla
Presidente de la Conferencia Episcopal