lunes, 3 de marzo de 2008

La Iglesia condena y rechaza toda clase de violencia

Los señores obispos de la provincia eclesiastica de Santander, a saber Monseñor Ismael Rueda, obispo de Socorro y San Gil, Monseñor Dario de Jesus Monsalve obispo de Málaga Soatá, Monseñor Jaime Prieto obispo de Barrancabermeja, Monseñor Albeiro Cortés de Vélez y Monseñor Víctor Manuel López Forero, Arzobispo de Bucaramanga, reunidos el 28 y 29 de febrero pasado en la Casa San José manifestaron su decisión de rechazo a toda clase de violencia y alientan a la población del Departamento de Santander a "participar en este acontecimiento por la paz, con la oración y una actitud solidaria, de perdón y reconciliación despojada de manipulaciones políticas partidistas"
En relación con la marcha del próximo 6 de marzo del presente año, a la cual están invitando algunas organizaciones y grupos de nuestra Nación, en cumplimiento de nuestra labor pastoral de iluminar la vida y el compromiso socio-político de nuestros fieles con el Evangelio y el Magisterio de la Iglesia, nos permitimos manifestar:

1. La Iglesia, que es la gran abanderada y defensora de la paz, promueve y estimula siempre todas las acciones encaminadas a construir la verdadera paz sobre las sólidas bases de la justicia, el perdón y la reconciliación.

2. En este contexto, condena y rechaza toda clase de violencia, venga de donde venga, porque ni es humana ni es evangélica, y atenta contra la dignidad de la persona y sus derechos fundamentales, entre los cuales están la vida y la libertad.

3. Dentro de la realidad colombiana, de una violencia armada despiadada e injusta, es preciso insistir en el “derecho de las víctimas” a una reparación y retribución pronta y justa de todos sus derechos violados por esta criminal violencia.

4. Como cristianos y personas de buena voluntad, hemos de participar en este acontecimiento por la paz, con la oración y una actitud solidaria, de perdón y reconciliación, despojada de manipulaciones políticas partidistas – pues “la paz es un derecho y un deber de todos” – y sin expresiones de odio y de venganza. “No hay Paz sin JUSTICIA. No hay justicia sin PERDON” (Juan Pablo II).


Bucaramanga, 2 de marzo de 2008

VICTOR MANUEL LOPEZ FORERO
Arzobispo de Bucaramanga,
En nombre de la Provincia Eclesiástica de Santander